11/11/17

Así funciona la llave que llevas usando toda tu vida

En demasiadas ocasiones damos por hecho qué cosas se saben o son más que conocidas y cuales no... y puede ser un error. Así que, volvamos al principio y hablemos hoy de como funciona la cerradura de tu casa (y la de la gran mayoría).

El sistema es relativamente sencillo: un cilindro metálico, perforado con varios orificios en perpendicular donde descansa un juego de piezas (pines, contrapines y muelles) que son los encargados de la codificación de cada llave. En la fotografía de aquí debajo lo veis en un corte lateral:


Así, los cortes en nuestra llave (los "dientes de sierra", tan populares y conocidos) no responden a nada más que al tamaño del pin. Un tamaño que a su vez sirve para codificar cada llave de manera diferente a otra y lograr así que con nuestra llave no podamos entrar en la casa de nuestro vecino (y viceversa) aunque el use un cilindro de la misma marca y modelo que el de nuestra puerta.

Cuando usamos la llave correcta en el cilindro indicado, los pines y contrapines se desbloquean, permitiendo que giremos el rotor donde están alojados y la leva que, a su vez, hace girar el bloqueo de la cerradura.



En esta cerradura de ejemplo veis los 5 pines habituales en la mayoría de cerraduras "de dientes". Las llaves llamadas "planas" o "de puntos" utilizan 6 o 7 pines y solo los bombines de verdadera seguridad, como el KABA ExperT®, utilizan hasta 22 pines! en su codificación.




No hay comentarios:

Publicar un comentario