30/12/17

Que ES y que NO ES un Cerrajero

Sobre la profesión de cerrajero existen multitud de mitos, leyendas, bulos y, porqué no decirlo, informaciones mal intencionadas e incluso algunas (pocas) autenticas, que hacen de esta profesión algo en demasiadas ocasiones sospechoso y mal visto. La realidad, como suele suceder, suele viajar muy lejos de la ficción, pero creo que a veces vale la pena matizar y aclarar dudas al respecto. Así que, en este ultimo post de 2017, hagamos un pequeño repaso.

QUE ES UN CERRAJERO

- Un cerrajero es un profesional de la seguridad física en puerta y ventanas. Un especialista en accesos a casas, coches y negocios. Alguien preparado, por formación y en base a su experiencia y capacidad, para múltiples actividades, entre las que se encuentra, si, abrir puertas. Pero esta es solo una de esas actividades.

- Un cerrajero es un profesional acreditado, de alta en la Seguridad Social y Hacienda, que paga impuestos, con una sede física para su negocio o actividad e inscrito en una asociación profesional del sector (por ejemplo, Grupo Cerrajero) o en la federación nacional (UCES).

- Un cerrajero es a las puertas lo que un fontanero a las tuberías o un electricista a los cables. Recurra a uno para: cambiar el bombín de su puerta, reforzar la seguridad del acceso a su negocio, asesorarse en seguridad física o resolver un problema con el mando de su garaje. No lo llame para que le ponga un enchufe (y no llame a un carpintero para que le abra la
puerta si se deja las llaves por dentro...mejor llame a un cerrajero).

QUE NO ES UN CERRAJERO

- Un cerrajero no es un delincuente. De hecho, para formar parte de la profesión uno necesita acreditar que carece de antecedentes penales y varios años de actividad.

- Un cerrajero no acude a su hogar sin acreditarse debidamente y no le abre la puerta de su casa sin que le firme una ficha de descargo donde usted acredite que es el propietario u ocupante de la vivienda que desea que se abra. Un cerrajero tampoco es policía y no puede actuar como tal, por cierto.

- Un cerrajero no es un banco. Por eso no le va a robar en su cara. Si le piden 400€ por una apertura o bien vive usted en Ford Nox o bien le están tomando el pelo. Lo mismo si un fontanero le pide 500 por poner algo de teflón en una rosca y apretarla. No confundamos profesional con usurero. Si un cerrajero le cobra algo lo acreditará suficientemente en función del tiempo, el desplazamiento, el esfuerzo o el gasto en materiales... y los impuestos, que pagamos religiosamente como todo el mundo. Igual que un fontanero o un actor de televisión.

- Un cerrajero no es el primero que pega un anuncio con celofán a una farola donde pone "Cerrajero" y un número de teléfono. Un cerrajero de verdad describe bastante más sobre su marca, actividad y el nombre y teléfono de su negocio. Rechace imitaciones, si no puede hacerle factura es que no es cerrajero.

- Un cerrajero no es una ONG... ojalá. Les prometo que abrir puertas es divertidísimo y muy satisfactorio para el profesional, pero es un trabajo. Paga IVA, IRPF y debe además generar un beneficio para pagar comida, ropa y alojamiento, como cualquier trabajo. Pongamos que alguien le cobra 40€ por abrir la puerta de su casa sin mayores gastos ni desplazamientos. 8,40€ son el IVA al que está sujeta toda transacción, 7,27€ más serán impuestos a pagar por el autónomo, y otros 1,30€ se irán en gastos sociales (cuota de autónomo, por ejemplo) que habrá gastado (como mínimo) unos 45 minutos en acudir a su llamada y realizar el trabajo. Si asumimos que la hora de mano de obra especializada en España se paga a 23,60€... el profesional está perdiendo ya 2 euros en su servicio.


Así que, la próxima vez que series de televisión o espectáculos similares quieran tirar de tópico... mejor miren la viga en el ojo propio y dejen de ver la paja en el ajeno.



1 comentario:

  1. Jeje es muy bueno que en todas menciones como comparación a un fontanero, con mis colegas de Fontaneros en Madrid hemos leido tu artículo, muy agradable.

    ResponderEliminar