4/1/18

¿Cuanto cuesta un cerrajero?

El tópico es claro: un cerrajero cobra 300 euros o más por abrir una puerta soplándole encima y sin sudar. Así se representa por todas partes y así lo afirman en televisión (aunque sea con "humor")


No solo esta serie, con amplia audiencia, se ceba así con la profesión sin base documental (más allá de las anécdotas e informaciones que cada cierto tiempo surgen con total ausencia de datos y base y llenas de tópicos y clichés) sino que son muchos los infundios semejantes. No se leen así sobre, por ejemplo, electricistas; "Un electricista pide 300 euros por poner un enchufe y cambiar una bombilla", ¿os imaginais?. Sin embargo la cerrajería si recibe esta mala prensa.
Así que hoy queremos ofreceros una idea general de porque las cosas cuestan lo que cuestan y que es lo razonable en cuanto a abrir puertas.

Para empezar: un cerrajero no es un carpintero. El primero hace lo que hace en función de unas habilidades y conocimientos diferentes al segundo. Clavar un clavo es relativamente fácil, vale, pero abrir una FAC con refuerzo no. Solo una de cada 4 puertas que el cerrajero acude a abrir está cerrada únicamente con el resbalón y sin vueltas de llave. El mito  de las puertas que se abren con una tarjeta, además, es más bien un mito que una realidad y en 2 de cada tres casos, esa puerta termina obligando a un trabajo de mayor duración, habilidad y uso de medios técnicos que los de una simple lamina o tarjeta.

Un cerrajero cuenta con un completo maletín de herramientas donde, además de las propias de la profesión viajan martillos, destornilladores, taladros, extractores, "cascanueces", etc... un material que es pura inversión y que debe ser repuesto por el profesional, como en cualquier otra profesión...y no es barato.
El cerrajero, además, no se "materializa"  en el lugar desde el que lo llaman. Ha de viajar hasta allí y eso implica kilometraje, a razón (según lo indicado el BOE) de 0,19 céntimos por kilómetro. Supongamos que el cerrajero ha de desplazarse 30 kilómetros para llegar a nuestro domicilio, lo que implica 60 de coste (ha de venir y volver) con un coste de unos 12 euros que añadir a nuestra factura. Sumemos a lo que sea que deba hacer en nuestra puerta el IVA y el IRPF correspondientes (un 40% de aumento, no lo olvidemos) y llegaremos sin muchos problemas a los 50,00€, que es la media que se cobra en la mayoría de lugares por abrir una puerta en horario diurno de lunes a viernes.

Pero, ¿y si nuestro problema se manifiesta un sábado, a eso de las 2 de la mañana?. Si creéis que es agradable que te llamen a altas horas de la madrugada en fin de semana para que acudas a una vivienda porque sus residentes han olvidado por dentro sus llaves... es que no trabajais ni de noche ni en fin de semana. Pero allá que va el cerrajero, que luego pedirá, (también de media) unos 100,00€ euros por esa apertura. Si añadimos nocturnidad según convenio colectivo (más del 20%) y fin de semana (otro 10%) tenemos que a los 50 euros deberíamos sumar otros 15,00€ por hora y eso nos acerca cada vez más a los 75 que Mi Llave Cerrajeros cobra por apertura con nocturnidad y en fin de semana.

Nuestro precio base son 30,00€ en horario diurno y de lunes a viernes por una apertura que lleve menos de una hora y sin obra o reposición de bombillo. En caso contrario todo depende del precio del nuevo bombillo y del tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario